Invocar al deseo

Rafa Mainez

Y vuelves a ser objeto de deseo, de pasión, de desenfreno… de amor. Abrir los ojos, verte enfrente, morirme de descontrol al ver como tus ojos se comen a mi boca y como mi boca se alimenta de tus miradas. Ese cruce de feromomas esparcidas al viento sin rumbo fijo. Tu aliento las guía hasta llegar a mi boca y fundir nuestro deseo en pasión.

Enmarcar tu pensamiento dentro de mi vida y no poder sacarlo de ella. Eso no lo decido yo. Con todos ustedes os presento al protagonista de ello, el subconsciente, él me mata cada vez más. Me mata viviendo de forma más intensa, me mata con ganas de ti, me mata con ganas de vivir mis éxitos contigo. Esa sensación de querer ser el hombre que quiere entregarte el corazón por completo y al descubierto, sin cortapisas, sin frenar ni un sólo sentimiento, ni un sólo…

Ver la entrada original 118 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s